BLW, nuestra experiencia

Imagen de Ava después de una de sus primeras comidas haciendo BLW

¡Hoooooola! Hoy el tema va de BLW. Hacía muchísimo tiempo que no me pasaba por aquí, pero la fierecilla no me deja mucho tiempo libre, y la verdad es que cuando lo tengo, lo que me apetece es descansar y desconectar.

Como os he comentado, hoy vengo a hablaros del método de alimentación complementaria que hemos escogido para Ava. Os voy a hablar de las ventajas y desventajas del BLW para que podáis entenderlo mucho mejor.

Esto, en mi cuenta de Instagram os genera mucha curiosidad. Cómo hemos empezado, si hemos pasado miedo, por qué lo hemos decidido así, etc.

Os voy a contar lo que viene siendo nuestra experiencia, vaya.

¿Qué es y como descubrí el BLW?

El Baby Led Weaning (BLW) es un método de alimentación complementaria en el que el propio bebé es quien dirige y se autorregula.

No es una moda, ni es nada nuevo. Supongo que antes tendría otro nombre tipo “comida normal” o algo parecido.

La AC, como indica su propio nombre, complementa a la leche, nunca la sustituye.

Según la OMS, la leche materna (o en su defecto la leche artificial) es el alimento más completo y el principal hasta los 12 meses de edad, siendo a demanda.

Siempre se debe ofrecer primero leche, y pasado un rato se ofrece la comida, ya que la leche le va a aportar todos los nutrientes que necesita para crecer sano.

En cuanto me quedé embarazada decidí que quería criar a mi bebé de una manera sana, positiva y respetuosa y empecé a informarme sobre lactancia materna y artificial, crianza respetuosa, alimentación, etc.

Recuerdo que llegué a un video en Youtube de Carlos Gonzalez hablando sobre el BLW y decidí verlo, y cuando terminó me di cuenta de que quería llevar a cabo esto con Ava.

Me gustó mucho ver que se respetaba el hambre y la saciedad del niño sin insistir con la típica frase de “venga una cucharadita más”.

Lo mejor es dejar que el niño decida cuánta comida quiere comer, tanto si es un plato entero como si solo es un grano de arroz, sin forzar NUNCA.

Los primeros meses lo más normal del mundo es que jueguen con la comida, que la chupen, que la tiren al suelo. En definitiva, disfrutar comiendo.

Están descubriendo un mundo nuevo a través de sabores y texturas, y cada bebé tiene un ritmo.

¿Cuales son las ventajas y desventajas del BLW?

Ventajas:

  • Mejora la motricidad fina.
  • Mejora la coordinación ojo-mano-boca.
  • Nuevas texturas.
  • Disminuye el riesgo de obesidad infantil.
  • Favorece su autoestima.
  • Mayor aceptación de sabores.

Desventajas:

  • Toca limpiar al terminar.

¿Cuales son los requisitos?

Como sabréis, para empezar la AC (alimentación complementaria) hay que cumplir unos requisitos. Da igual que sea con papillas o con triturados, hay que cumplirlas. ¿Lo sabíais?

Os los dejo aquí:

  • Ser mayor de 6 meses.
  • Mantenerse sentado o con un poco de apoyo.
  • Perder el reflejo de extrusión.
  • Mostrar interés por la comida.

Para empezar, muchos pediatras recomiendan la AC a los 4 meses teniendo en cuenta que su sistema digestivo no está listo para ello y puede traer consecuencias en un futuro, desafiando ya el primer punto.

Esto nos lleva al segundo, ya que es muy importante que el bebé tenga cierto control de su parte inferior del cuerpo para poder defenderse ante un atragantamiento.

Para comprobar que se haya perdido el reflejo de extrusión, podemos poner una cuchara en la boca de nuestro bebé y ver si la expulsa con la lengua. Si ha perdido este reflejo, cumple con el requisito. Esto suele darse entre los 5 meses del bebé.

Y finalmente, tener interés por la comida es fundamental, ya que si no lo tiene… poco podremos hacer.

Los bebés alrededor de los 4/5 meses ya muestran interés por las cosas que hacemos delante de ellos, así que no debemos confundir ese interés con el de “quiere probar mi comida”, ya que puede que sea sencillamente que quiere coger lo que estamos usando nosotros, en este caso la comida.

¿Hay alimentos prohibidos en el BLW?

-Hay alimentos que es mejor ofrecer cuando ya son más mayores, como por ejemplo las verduras de hoja verde, pescados grandes por su alto contenido en mercurio, la miel por riesgo de botulismo, leche de vaca, carne/pescado/huevo poco hecho, azúcar, sal, etc. Esto es tanto si haces BLW como si no.

-Los frutos secos SIEMPRE se dan triturados o en crema para untar.

-La manzana y la zanahoria no se dan crudas tampoco por riesgo de atragantamiento. Es mejor cocinarlas.

¿Cómo ofrezco la comida?

Al inicio de esta estapa es mejor ofrecer la comida en formato “finguer food”, o para que nos entendamos todos, de forma alargada, de manera que cuando cierren el puño le sobresalga un poco.

Cuando ya sean más mayores, alrededor de los 8/9 meses y aprendan a hacer la pinza ya podremos presentar los alimentos en distintos formatos, según su gestión.

¿Cómo ha de ser la consistencia y dureza del alimento?

Los bebés a pesar de no tener dientes (no les hace falta para empezar a comer sólidos) trituran la comida ejerciendo presión con la lengua hacia el paladar y las encías.

Lo ideal es ofrecer un alimento lo suficientemente sólido como para que no se les deshaga al cogerlo, pero lo bastante blando para poder gestionarlo.

La comida hecha al vapor o hervida suele quedar bastante bien.

*Nosotros lo comprobábamos pinzando con nuestro dedo gordo e índice un trozo de comida, y si se desmenuzaba fácil, se lo dábamos.

¿En qué orden introducimos los alimentos?

No hay orden. Es decir, puedes empezar con un kiwi o con una tortilla a la francesa.

Tampoco hay evidencia científica que diga que retrasar los alimentos potencialmente alergénicos prevenga una futura alergia, sino que puede que ocurra lo contrario.

Los alimentos (más típicos) potencialmente alérgicos son:

  • Leche de vaca
  • Huevos
  • Soja
  • Pescado
  • Cacahuetes
  • Frutos secos
  • Crustáceos

Lo mejor es introducir los alimentos de uno a uno, esperando 48h para ver posibles reacciones.

Con los potencialmente alérgicos se recomienda ofrecerlos tres días seguidos por la misma razón.

Aquí os dejo nuestra experiencia con el BLW:

Siento si esto os ha parecido un poco rollo, pero quería poneros un poco en contexto ya que muchas personas que me leen aun no han sido madres o padres.

¿Cuando y como empezamos nosotros?

Pues nosotros esperamos a que Ava se mantuviese sentada ella sola totalmente y fue cuando casi cumplía los 7 meses, y lo hicimos con unos trozos de aguacate.

Lo ideal es empezar con un alimento que nos de seguridad a la hora de dárselo. Quizás para ti es el pescado, para el vecino es una tortilla, o para la prima es el kiwi.

Nosotros pensamos que el aguacate era perfecto porque estaba madurito y medio blando, así que estando atacados de los nervios lo preparamos todo y nos sentamos junto a Ava en la mesa.

Yo la verdad es que llevaba unas semanas con bastante ansiedad con el tema. Me daba muchísimo miedo que se ahogara… Así que lo que hice fue informarme mucho.

Mi amiga que es enfermera nos explicó como teníamos que actuar en caso de atragantamiento y a parte busqué mucha información actualizada, aunque lo ideal es hacer un curso de primeros auxilios. Ya no solo por si se ahogan con la comida, si no con cualquier otra cosa como un juguete.

También hicimos un curso de BLW y la verdad es que se nos despejaron muchos miedos y muchas dudas, y fue lo que nos dio el empujoncito para empezar ya.

A mí lo que más me relajó fue saber que existe el mismo riesgo de atragantamiento con papillas y con BLW, siempre y cuando se ofrezcan los alimentos de una forma correcta, claro.

Otra cosa que me daba mucho respeto eran las arcadas. Pero en cuanto vi que formaban parte del proceso y que no eran malas, me relajé un poco más.

Siempre digo que nosotros tenemos el reflejo de la arcada muy al fondo en la boca, donde la campanilla. En cambio los bebés lo tienen bastante hacia fuera, cerquita del paladar. Solo con ponerles un dedo en esa zona, un bebé ya va a tener arcadas.

Estas siemplemente están para evitar atragantamientos. En cuanto notan que hay algún trozo dentro de la boca por pequeño que sea, actúan por precaución. Es normal. Hay niños que vomitan, tienen muchísimas arcadas o no tienen casi ninguna, eso depende de cada uno.

Por eso hay que informarse. Por que si ves a tu bebé tener una arcada al probar un alimento, puedes pensar que se está ahogando o que no le gusta la comida, y realmente lo que está pasando es que simplemente está gestionando el alimento de la mejor manera que sabe.

Cuando esto ocurre, nunca hay que intentar sacarle el trozo de la boca, hay que dejar que lo manejen ellos solos. Nunca hay que mostrarse nervioso aunque por dentro estés hecho un flan, porque ellos lo notan todo.

Así que bueno… al ver a Ava llevarse el trozo de aguacate a la boca y empezar a chuparlo me entró un “nosequé” por el cuerpo y se me cayó la lagrimilla, lo confieso. A pesar de haberme informado, estaba muy nerviosa y también me emocionó mucho el pensar que esto era una nueva etapa en la vida de mi pequeña. Ya iba a dejar de tomar leche exclusivamente para combinarlo un poco con comida. No pensé que fuera a emocionarme mucho ese escalón, pero finalmente así fue.

Ava llevaba un bodie de color azul claro (yo toda ilusa pensando que al ser el primer día no le haría mucho caso al aguacate) y lo que pasó fue que se manchó ENTERA. Tenía el bigotillo de color verde, las mangas verdes, el cuello verde… pero verla disfrutar fue lo más de lo más.

Fin.

Y aquí termino. He intentado ser lo más breve y clara posible sin que resulte cansado.

Aclaro que NO SOY experta en BLW, ni nutricionista, ni nada. Os cuento mi experiencia a través de todo lo que me he informado hasta el día de hoy.

Si os interesa, puedo publicar otro post sobre como hemos seguido con el BLW hasta el día de hoy ya que Ava tiene casi 16 meses.

Podéis seguirme en mi cuenta de Instagram @strawleli, ya que allí estoy activa todos los días y os enseñamos un poco nuestro día a día.

¡Un besito enorme y GRACIAS por estar detrás de la pantalla!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *